Integrantes de la comisión directiva del gremio se concentraron este martes en la sede de Salta al 2800.


Una decena de taxistas realizaron un abrazo simbólico este martes a la mañana en la sede del Sindicato de Peones (Salta 2800) para reclamar la renuncia de Horacio Boix, titular del gremio, quien fue denunciado por malversación de fondos y suspendido por los integrantes del sindicato. 

En diálogo con Radio 2, Horacio Gianotti, secretario adjunto a cargo de la organización de los choferes, precisó que desde la cúpula del gremio están de acuerdo que Boix no tiene que continuar porque “malversó fondos” y que hay “pruebas”.

Gianotti le pidió a Boix que tenga “una salida digna” y advirtió que de no dejar su cargo una asamblea lo va a destituir.

Para el secretario del gremio, Boix actuó “indignamente” y que en “cada cajón que abrimos, encontramos pruebas”. Y añadió que se detectaron “tarjetas de crédito que se pagaban con dineros del sindicato”.

Si Boix seguía, en seis meses teníamos que vender el edificio y no sé si llegamos a tiempo”, disparó el dirigente gremial.

Vale recordar que el actual titular del Sindicato de Peones de Taxis fue suspendido por la comisión directiva del gremio por 45 días y esperan su renuncia, que aún no se concretó. De hecho, temen que Boix pretenda retomar su cargo.

Mientras tanto la Justicia investiga las denuncias por irregularidades y en las últimas horas se realizó un allanamiento a la sede del sindicato donde se secuestró documentación de interés para la causa. 




Comentarios