El capitán de la Selección quedó descartado para jugar pero dijo presente en el Camp Nou.


Después del arranque menos deseado con una derrota de visitante, Lionel Messi no llegó a recuperarse para reincorporarse al Barcelona. Sin embargo, el capitán de la Selección Nacional fue a la cancha con sus dos hijos mayores para alentar al equipo.

El segundo hijo de “La Pulga” y Antonela Roccuzzo pisó el campo de juego antes del partido con Betis. (REUTERS)

Vestidos con indumentaria oficial, tanto el rosarino como Mateo Messi acapararon los flashes cuando pisaron el césped del Camp Nou en la previa del partido con Betis por la segunda fecha de la Liga. En la platea también estaba Thiago, el primero de los tres niños que tuvo el futbolista con Antonela Roccuzzo.

Ya ubicado al costado del campo de juego, la “Pulga” estuvo acompañado por Luis Suárez, quien tampoco pudo concentrar por problemas físicos. A pesar del aliento sudamericano, sus compañeros no la tuvieron fácil y arrancaron perdiendo en casa antes de que se cumpliera la primera media hora de juego.

Luis Suárez acompañó al rosarino en la tribuna catalana. (REUTERS)

Messi quedó desafectado para del debut del Barcelona en el torneo local por una lesión en el sóleo de su pierna derecha. En los últimos días pudo volver a entrenar a la par del resto del plantel y la noticia incluso generó reacciones humorísticas por parte del equipo sevillano para pedir que no fuera incluido en el encuentro.





Comentarios