Desde Aguas Santafesinas admitieron la preocupación que genera la inestabilidad cambiaria, aunque negaron otro aumento tarifario.


Aguas Santafesinas advirtió que la brusca suba del dólar está repercutiendo en las finanzas de la compañía, sobre todo en la adquisición de los insumos para potabilizar el agua.

“Cada modificación cambiaria afecta los costos de la empresa, la compra de insumos para la potabilización y los repuestos de equipos”, reconoció Guillermo Lanfranco, vocero de la empresa, en diálogo con LT3.

“Estamos preocupados en ese sentido para sostener la calidad y las condiciones en el servicio”, señaló, aunque aclaró que por ahora no está prevista ninguna modificación en la tarifa. Cabe recordar que en lo que va del año se aplicó un incremento del 28%.





Comentarios