Dos mujeres imputadas cumplirán arresto domiciliario. El fiscal afirma que los homicidios fueron cometidos por encargo.


La Justicia provincial ordenó mantener bajo prisión preventiva a una decena de personas acusadas de integrar una banda delictiva a la que se atribuyen tres homicidios en el departamento San Lorenzo. En la audiencia que se llevó a cabo este lunes, los investigadores plantearon que la organización venía operando desde el año pasado.

El fiscal Aquiles Balbis afirmó que dos de las mujeres involucradas podrán cumplir arresto domiciliario durante los 90 días fijados para la medida cautelar. El mismo plazo rige para otros cinco detenidos, aunque se dictó una restricción mucho más amplia para los involucrados en los crímenes cometidos el último verano.

Según informó el funcionario en diálogo con Criterio, la banda desbaratada el viernes en el marco de un fortísimo operativo realizado por fuerzas federales es responsable de un “sinnúmero de hechos delictivos graves”. En este sentido agregó que los crímenes registrados entre enero y marzo “fueron cometidos por encargo“.

Balbis aclaró que hasta el momento “no hay elementos que permitan vincular” a los sospechosos con asesinatos más recientes como el de Jorge Acosta, el muchacho acribillado frente a un búnker la noche posterior a los allanamientos. Sobre los tres imputados por los homicidios de Walter Santa Cruz, Jonathan Anguilante y David Medina, la Justicia dispuso que continúen bajo prisión preventiva por el plazo de la ley.





Comentarios