Ricardo Nidd desacreditó la campaña de correos electrónicos para frenar el dictado de la meteria que arranca en el segundo semestre.


El decano de la Facultad de Medicina de Rosario, Ricardo Nidd, dijo que la campaña que busca frenar el dictado de clases de interrupción voluntaria del embarazo en forma optativa es un “avasallamiento a la autonomía”.

No debería sorprender que la universidad asuma académicamente el tema del aborto. Se habla mucho desde el prejuicio”, remarcó Nidd, en referencia a una campaña que ya suma más de 10 mil correos electrónicos, con pedidos de cancelar al aborto como currícula optativa en la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

Se trata de la materia “El aborto como problema de salud”, votado por unanimidad el último 4 de mayo por el Consejo Directivo de la UNR, como incorporación en forma optativa, y que se podrá cursar desde la segunda mitad del año, convirtiendo así a la casa de estudios rosarina en la primera del país en abordar el tema en una cátedra oficial.

En ese marco, el decano sostuvo hoy que la Facultad “está tomando académicamente un tema que es cosa juzgada en otros ámbitos”.

“De hecho en la provincia de Santa Fe hay un protocolo de aplicación y en los hospitales públicos se practica la interrupción legal del embarazo, en determinadas circunstancias“, agrega.

Además, Nidd aseguró que en los más de 10.000 mails que han recibido de personas que se manifiestan en contra de la nueva materia, “nadie me pidió los planes de estudio”.

“Se habla mucho desde el prejuicio, nadie pidió saber cuáles son los contenidos, cómo se va a desarrollar, con qué carga horaria o qué temas se van a abordar”, concluyó.






Comentarios