Diego Mariño tenía 28 años y entre los imputados por el ataque está un primo suyo.


La Justicia provincial aprobó este lunes el pedido de prisión preventiva por un asesinato en Granadero Baigorria. Los tres imputados habían sido detenidos por la policía horas después del crimen presuntamente vinculado a una disputa entre familiares.

Fuentes oficiales confirmaron que tanto Claudio como Ezequiel y Jonatan Gómez seguirán tras las rejas luego de la audiencia a la que llegaron bajo arresto por la muerte de Diego Mariño. Tanto el primero de los sospechosos, quien tiene 39 años, como los jóvenes de 22 y 19 respectivamente fueron acusados formalmente por homicidio simple y violación de domicilio. Al segundo le atribuyeron además el delito de amenazas calificadas.

El episodio que investiga el fiscal Ademar Bianchini se ventiló en el Centro de Justicia Penal después de la denuncia sobre una fiesta de cumpleaños que derivó en una pelea fatal por la que el muchacho de 28 años fue trasladado por su padre al Hospital Eva Perón. Según los primeros testimonios recabados, los presuntos agresores lo habían perseguido por el denominado Camino Muerto hasta el cruce con las vías del ferrocarril, donde sufrió las heridas que le costaron la vida.

La jueza Hebe Marcogliese aceptó la calificación legal del hecho en base a las pruebas presentadas por el MPA y así dispuso que todos los implicados continúen detenidos por el plazo de la ley.





Comentarios