Según la Justicia, el sujeto estaría vinculado con ochos casos en la ciudad. 


La Justicia trabaja desde hace algunos meses en la identificación de un sujeto que comete robos en negocios seguido de abusos sexuales. En las últimas horas, desde Fiscalía difundieron un identikit realizado en base a testimonios de varias víctimas y piden la colaboración de la población para dar con su paradero.

Si bien es materia de investigación, el individuo estaría relacionado con ocho episodios, todos en la ciudad de Rosario.

Según el vocero de Fiscalía, Sebastián Carranza, las descripciones dadas por las víctimas son coincidentes. “Comenzó en enero, siguió en mayo y abril. Luego hubo un parate y se volvió a repetir en junio y julio”, precisó.

En base a las declaraciones se desarrolló un identikit que arrojó lo siguiente: se trataría de un sujeto de entre 30 y 35 años, de tez morena, ojos oscuros de aproximadamente 1,65 mts. de altura; pelo escaso, algo excedido de peso y con barriga.

Además precisaron que las potenciales víctimas son mujeres jóvenes entre 17 y 40 años y que habitualmente se encuentran solas al momento del ataque. En seis episodios las edades de las mujeres oscilan entre 17  y 18 años.

Identikit del abusador serial de Rosario. (MPA)

A raíz de esta información, desde el Ministerio de Seguridad de Santa Fe solicitaron a la población que, ante la posibilidad de reconocer a esta persona en la vía pública, se dé aviso inmediatamente al 911. A su vez, si alguna persona puede aportar datos se puede comunicar con PDI en Esteban de Luca y Las Heras o al teléfono 472-9838, o bien con la Agencia de Trata (ex Comisaría de la Mujer) en Italia 2153 (Planta Alta) o al teléfono 4728523.

Por otro lado, Carranza señaló que en los próximos días se va realizar otro identikit con la decripción de las últimas víctimas. “Las diferencias no son considerables. La mecánica se repite, ocurre en locales comerciales, hay una inteligencia previa y ofrece cámaras de seguridad, utiliza precintos por lo que va preparado”, relató. Y añadió: “El robo no es su principal objetivo sino el abuso”.

Además, advirtió que el sujeto “pudo haber cambiado su fisonomía” y que desde Fiscalía tampoco “se descarta que haya otra persona implicada”.

El caso es llevado adelante por la fiscal Alejandra Raigal de la Unidad de Delitos Sexuales.






Comentarios