El volante de PSG es el sexto jugador en la historia en alcanzar esa cantidad de partidos oficiales.


Aunque no tuvo un rol protagónico en la victoria ante Venezuela, Ángel Di María hizo historia el último viernes en la Copa América y jugó su centésimo partido oficial con la Selección. Este lunes el volante mostró la casaca que recibió como homenaje y aseguró: “Seguiré dándolo todo en cada minuto que me toque jugar”.

Cinco gigantes han llegado (y pasado) este número. Me siento muy feliz de ser el sexto y estar entre ellos”, afirmó el futbolista de París Saint-Germain (PSG) en vísperas del clásico con Brasil. De esta manera se refirió a una marca que comparte con sus amigos Lionel Messi y Javier Mascherano, además de Javier Zanetti y Diego Simeone.

Tal como lo hizo cuando se enteró de que le habían dedicado un nuevo mural en el Club El Torito, el mediocampista expresó: “Mi sueño de chico era llegar a vestir esta camiseta. Llevo estos colores, en mi piel, en mi corazón y en mi alma“.

Di María debutó en el equipo albiceleste hace 11 años durante las eliminatorias para la Copa del Mundo 2010. Alfio Basile lo convocó para el partido de local con Paraguay y el ex Rosario Central reemplazó a Maxi Rodríguez​ antes del empate final 1 a 1.






Comentarios