La Justicia sigue trabajando sobre la hipótesis de que el disparo fue accidental y lo considera un homicidio culposo.


El policía federal detenido por matar a su hermano de un disparo en su casa de la zona sur fue liberado este miércoles a partir del avance de la investigación del Ministerio Público de la Acusación (MPA). Las primeras medidas tomadas para analizar el caso coinciden con la hipótesis de que el balazo fue producto de un accidente.

Yair Ayrton Ruiz Moreno tenía 20 años y había ido con su novia hasta un departamento ubicado en Vuelta de Obligado al 4800. Allí vive el uniformado, quien lo recibió para mostrarle su pistola Bersa Thunder porque el muchacho quería comprar una similar. De acuerdo al testimonio de su cuñada, Jonathan gatilló sin querer mientras volvía a armarla.

El fallecimiento de la víctima en el Hospital Roque Sáenz Peña derivó en la intervención del fiscal Adrián Spelta. Pasadas 24 horas desde que comenzó la pesquisa, el funcionario descartó la apertura de la causa bajo la figura de homicidio doloso y en paralelo dispuso que el efectivo recupere su libertad.

Más allá de que el policía pudo retirarse de la Comisaría 21°, donde había quedado bajo arresto, el MPA continuará con el trámite. Las actuaciones correspondientes fueron remitidas a la unidad de Homicidios Culposos, la cual tiene previsto imputar a Moreno este viernes.





Comentarios