El día después de los comicios en los que su lista quedó tercera, la diputada provincial electa aseguró que quiere ser gobernadora.


Después de cosechar 284.755 votos, que la dejaron como la tercera lista más votada en la provincia, y permitieron que ingrese desde la diciembre a la Legislatura santafesina, Amalia Granata estuvo en haciendo notas con la prensa porteña y analizó la performance tras las comicios del domingo.

En Santa Fe la gente está cansada del político tradicional, eran todas las mismas opciones que vienen a prometer la salvación cuando hace 15 años que están gobernando. La gente se hartó y le dio la posibilidad a este espacio, no somos políticos pero estamos dispuestos a trabajar en serio”, sostuvo la mediática panelista, en una entrevista con el programa TN Central, sobre la elección hecha en Santa Fe, donde sacó más votos que el frente Cambiemos.

En su reflexión, también criticó al socialismo, que perdió la gobernación después de 12 años. “Por suerte no ganó el socialismo. Durante su mandato el narcotráfico se instaló en la provincia, hicieron mucho daño. Ojalá Perotti le dé un aire nuevo. Fue un Gobierno donde se incrementó el empleo público, a veces es insostenible que tanta gente viva del Estado“, planteó la rosarina.

Después de su activa campaña “pro vida” que incluso fue plataforma básica de su actividad proselitista en Santa Fe, Granata dijo que de cara a las elecciones presidenciales “no hay ningún” espacio que la represente. “Miguel Ángel Pichetto es recontra pañuelo verde, le falta salir a desnudarse por el aborto en el Obelisco. Sé que Mauricio Macri es provida, lo hablé con gente cercana a él”, manifestó ante cámaras.

Me produce mucho temor que un legislador esté a favor de matar a su propio hijo“, dijo con vehemencia. Granata agregó que fue víctima de una campaña sucia: “Cuando no tienen cómo rebatir los fundamentos o propuestas, me atacan con las tapas de Playboy. Es tan misógino ese ataque que demuestran quiénes son ellos y no yo. Que haya sido tapa de Playboy no quiere decir que no tenga capacidad o inteligencia como para estar en la legislatura”.

Sobre el inicio de su carrera en la actividad política, Granata dijo que “me gusta la política, me apasiona y me parece que hay mucho por hacer. Soy joven y tengo muchas ganas”. Incluso ante de asumir su banca en la Cámara de Diputados de Santa Fe, la panelista apostó a lo grande: “Me gustaría ser gobernadora”.






Comentarios