Militantes opositores a la legalización del aborto festejaron en Rosario una cosecha que casi duplicaba la de las Paso.


Exultante por una mejora de más del 85% respecto de las primarias, Amalia Granata festejó este domingo los resultados provisorios de las elecciones provinciales que la consagran como diputada de Santa Fe con la posibilidad de sumar cuatro o cinco miembros más en su lista.

En el cierre de un día que empezó con un paso sin incidentes por su mesa en la Facultad de Ciencias Médicas de Rosario, la periodista sostuvo que su triunfo refleja “la defensa de la vida” y “del niño por nacer”. Así reiteró su oposición al aborto y advirtió: “Quieren que sea ley y que esos niños sean eliminados como si fueran descartables”.

“La gente se hartó de estos movimientos ideológicos que vienen a proponer cosas perversas”, sentenció ante la consulta de LT8 la referente del Frente Unite, el cual se consolidó como la tercera fuerza más elegida en todo el territorio provincial. De esta manera se esperaba que se oficialice el ingreso del pastor evangelista Walter Ghione y el abogado católico Nicolás Mayoraz, quienes secundaron a la primera candidata.

Antes del festejo ruidoso frente al centro de campaña que montaron los militantes en el Hotel Ros Tower, Granata compartió parte del día con su sobrino Lucas González, presidente del centro de estudiantes de la Facultad de Derecho y militante a favor del aborto legal.

A través de redes sociales, la diputada electa descartó que la suya haya sido una propuesta testimonial y anunció: “Desde hoy vamos a ser muchos los que vamos a cuidar la vida, la familia y defender los valores que la vieja política tiene olvidados, con honestidad y convicciones. Esto no termina hoy, esto recién empieza“.






Comentarios