El gobernador estimó que sobre la medianoche habría "cifras precisas" sobre la puja con el peronismo.


A menos de una hora del final del horario de votación, el gobernador Miguel Lifschitz pasó por el box de la escuela rosarina donde cursó sus estudios primarios y este domingo esperaba que el porcentaje de participación fuera “superior al de las primarias”. De esta manera relativizó el impacto del apagón nacional a primera hora sobre la presencia de los electores.

La cantidad de votantes se ha ido incrementando en lo que va de la tarde“, remarcó el titular de la Casa Gris después de marcar sus boletas en el barrio Martin. Sobre el desarrollo de los comicios, apuntó: “En principio no hay dificultades para hacer el escrutinio provisorio”.

Después de una mañana complicada por la baja total del suministro de la Empresa Provincial de la Energía (EPE), el ex intendente ratificó que el servicio estaba restablecido “en la totalidad del territorio santafesino” y las autoridades seguían verificando la situación de cada una de las escuelas para descartar inconvenientes a la hora de cerrar las mesas.

Sobre la medianoche o un poquito después esperamos tener cifras precisas, salvo que ocurra algo que no está dentro de los cálculos”, comentó el referente del Frente Progresista.

Ante la incertidumbre que se vivió en el inicio de la jornada, Lifschitz remarcó que le informó “desde muy temprano” al ministro del Interior Rogelio Frigerio sobre la situación a nivel provincial. Después fueron intercambiando información durante el día, pero no había datos o problemas que obligaran a extender el horario para votar. Sobre el panorama en la bota, manifestó que las elecciones “empezaron con bastante normalidad” y que la gente que no acudió por la mañana “ha recuperado el tiempo”.






Comentarios