Omar Perotti le sacó algo más de 4% de diferencia al socialista Antonio Bonfatti en el escrutinio provisorio.


Con un recuento de votos mucho más rápido de lo previsto, el Frente Juntos se imponía este lunes a la madrugada en las elecciones para gobernador y de esta forma el Frente Progresista cederá el mando en la Casa Gris después de 12 años. La fórmula encabezada por Omar Perotti obtuvo una diferencia de cuatro puntos que fue reconocida temprano por Antonio Bonfatti.

Luego del apagón a nivel nacional en el inicio de la jornada, pasado el mediodía ya estaban constituidas el 100% de las mesas. La participación finalmente rozó el 72%, de modo que se confirmó una asistencia superior a la de las primarias abiertas simultáneas y obligatorias (Paso).

El peronismo recogió casi 740 mil votos y no sólo retuvo sino que además amplió la cantidad obtenida en abril mediante la interna entre la lista ganadora y la de María Eugenia Bielsa. El socialismo, en tanto, creció en menor medida y no le alcanzó para frenar a la principal fuerza opositora en paralelo con el declive de Cambiemos de la mano de José Corral.

El estancamiento del PRO y sus aliados en la provincia fue notorio. Los datos provisorios le adjudicaban el apoyo de algo más de 345 mil electores, apenas 23 mil más que las registradas en la primera votación para el binomio que encabezaba el intendente santafesino saliente.




Comentarios