Cumplían importantes funciones dentro de la fuerza policial y estaban a cargo de seguir los pasos de esta gavilla.


La Dirección de Asuntos Internos detuvo el jefe operativo de la Policía de Investigaciones (PDI) Martín R. y a su hermano Marcelo R., quien también desempaña un rol en la fuerza. Ambos están acusados de integrar la banda del presunto narco Esteban Alvarado, a quien supuestamente debían investigar.

Los fiscales de la Unidad de Gravedad Institucional, Matías Edery y Luis Schiappa Pietra, los acusarán formalmente en la audiencia imputativa que se realizará este viernes por incumplimiento de los deberes de funcionario público y por integrar una asociación ilícita.

De acuerdo a la investigación, estos dos comisarios, que venían encabezando diversos operativos ordenados por el Ministerio Público de Acusación (MPA), brindaban estrecha colaboración a Alvarado, quien se encuentra detenido desde febrero por el crimen de Lucio Maldonado y está sospechado de ser narcotraficante.

En los últimos meses el apellido Alvarado apareció varias veces en la crónica judicial. En noviembre se allanaron viviendas vinculadas a este delincuente y se descubrió que en una de ellas vivía el comisario Javier Makhat, hasta entonces jefe de Inteligencia del Área de Drogas de la PDI.

Luis Medina y Matías Alé en Esperanto Rosario. (El Ciudadano)

El último lunes la Justicia provincial dispuso la reasignación de la causa por el crimen del presunto narco, Luis Medina, y de su novia Justina Pérez Castelli, y los nuevos indicios apuntan contra Alvarado.

Allanamiento a una vivienda de lujo en Roldán, en el marco de una causa contra Esteban Alvarado (Rosario 3)

El miércoles se realizaron seis allanamientos a viviendas ligadas a su banda, entre ellas a una casa sumamente lujosa de Roldán. El procedimiento culminó con el secuestro de información de relevancia, computadoras y celulares.






Comentarios