Hay indicios de que Néstor Medina protagonizó un forcejeo con el presunto ladrón detenido tras el asesinato.


Luego de que la policía detuviera este jueves a un joven de 27 años herido de bala y acusado por homicidio en Pérez, la Justicia provincial informó que también trabaja sobre la hipótesis de un intento de robo junto con la primera versión sobre una disputa entre con el sospechoso.

La fiscal Georgina Pairola se hizo cargo de la investigación sobre el asesinato de Néstor Medina por la madrugada en inmediaciones de San Juan al 1900. Producto de las primeras medidas estableció que José Luis R. ingresó a una casa de esa cuadra. Los testimonios recabados señalan que el joven de 27 años llevaba un arma blanca y forcejeó con el dueño de la vivienda.

Después de la huida del delincuente, los propietarios llamaron al 911 y las fuerzas provinciales patrullaron la zona, pero no pudieron dar con él. Más tarde el acusado regresó al lugar y le disparó al hombre de 41 años, aunque resta determinar cómo se produjo el hecho y si fue en ese momento en el que el supuesto homicida también fue baleado.

De acuerdo a los datos provistos por el Ministerio Público de la Acusación (MPA), a Medina lo llevaron en automóvil hasta el centro de salud local y ya había fallecido cuando los médicos lo examinaron. Dado que la Justicia no descarta ninguna línea de investigación, los funcionarios a cargo citaron a los familiares de la víctima para sumar otros testimonios y esclarecer el caso.






Comentarios