Cecilia Butteri tiene 27 años y fue detenida por realizar una llamada anónima a la sede judicial un año y medio atrás.


Pasados casi veinte meses desde que los Tribunales provinciales de Rosario fueron evacuados de forma inesperada por una amenaza de bomba, la Fiscalía imputó este lunes por intimidación pública a la joven de 27 años a la que identificó como autora de la llamada que derivó en el operativo de seguridad.

Al cabo de la audiencia que se llevó a cabo en el Centro de Justicia Penal, el Ministerio Público de la Acusación (MPA) confirmó que Cecilia Butteri quedó en libertad bajo fianza. A su vez deberá cumplir una serie de reglas de conducta mientras continúa la investigación sobre el caso.

Patrocinada por el abogado Fernando Mellado, la muchacha se retiró después de haber sido arrestada el día anterior en una vivienda de Arroyo Seco. La jueza Silvia Castelli aceptó el pago de una caución de 20 mil pesos y dispuso que la acusada se presente cada 15 días ante la Oficina de Gestión Judicial (OGJ), medida que deberá acatar durante los próximos tres meses.

Durante la presentación realizada en la audiencia pública, el fiscal Gustavo Ponce Asahad planteó que la detenida fue quien llamó en forma anónima edificio ubicado en Pellegrini y Balcarce. Según el funcionario, en esa comunicación advirtió que había un elemento explosivo, algo que obligó a desalojar las instalaciones alrededor de las 7.40 el 19 de septiembre de 2017.






Comentarios