La muchacha de 27 años fue arrestada este domingo y en su casa secuestraron material informático.


La Policía de Investigaciones (PDI) realizó una serie de allanamientos atípicos este domingo en Arroyo Seco, donde finalmente arrestaron a una joven bajo sospecha por amenaza de bomba a los Tribunales provinciales de Rosario. Fuentes judiciales confirmaron que será imputada formalmente en las próximas horas.

Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) indicaron que la muchacha fue detenida por orden del fiscal Gustavo Ponce Asahad, el mismo funcionario que encabezó en 2017 las intervenciones ante la ola de llamadas falsas en escuelas y otros edificios públicos de la ciudad.

El operativo a cargo de las fuerzas de seguridad de la provincia se centró en una vivienda ubicada sobre Libertad al 200. Allí identificaron a la mujer de 27 años, quien fue trasladada desde esa localidad a la espera de la audiencia en la que se presentarán las pruebas en su contra.

Según informó Extremo Diario, los uniformados recolectaron nuevo material de interés para la causa en el que se incluyen pendrives, celulares y una computadora. La casa fue requisada como resultado del rastreo de líneas y comunicaciones telefónicas previas por parte de las autoridades.

En la versión oficial no constaba qué hecho se le atribuiría a la acusada en relación al funcionamiento del edificio de Pellegrini y Balcarce, aunque se presume que deberá responder por el delito de intimidación pública. La última amenaza telefónica que tomó estado público y obligó a evacuar la sede judicial ocurrió en septiembre de 2017, la misma mañana en que hubo que desalojar las dependencias de San Lorenzo por un llamado similar.






Comentarios