El Chaqueño fue homenajeado al minuto 17 del encuentro entre Central y Libertad, y también cuando lo sustituyeron por Riaño.


Germán Herrera jugó su último partido como profesional y recibió una sonora ovación cuando fue sustituido por Claudio Riaño, en el triunfo de Central por 2 a 1 ante Libertad en el cierre de la Copa Libertadores.

Luego de la polémica de la semana por la idea de Diego Cocca de excluirlo del equipo titular, finalmente Herrera no sólo que fue desde el vamos, sino que además recibió la cinta de capitán.

Cuando se cumplieron 17 minutos de juego, el público del Gigante de Arroyito coreó su nombre y lució carteles alusivos con el 17 de su camiseta.

Finalmente a los cinco minutos del complemento fue sustituido por Riaño, y otra vez recibió el aplauso de toda su parcialidad.

“Me voy muy feliz por haber cumplido el sueño de jugar en Central y de poder volver para que me vean mis hijos en este club. Quiero agradecer a toda la gente por el cariño que siempre me brindó”, dijo el ahora ex centrodelantero tras la finalización del partido.






Comentarios