En la mañana de este lunes, una noticia conmovió a la ciudad de Río Gallegos. Se dio a conocer el relato de una joven que reveló haber sido abusada por su padrastro por al menos 12 años. El acusado sería integrante de la Fuerza Aérea.

La víctima, que hoy en día es mayor de edad, contó que una de las frases que el abusador le repetía constantemente era: “Yo no soy tu papá, soy tu amante”.

La abogada de la joven, Jovita Vivar explicó que la chica “no puede hablar porque está con tratamiento médico y padece secuelas graves de los abusos, violaciones, golpes y amenazas que ese sujeto le propinó durante casi toda su vida”.

Además, agregó que “estas acciones comenzaron en la casa de la Fuerza Aérea que la familia ocupaba en cercanías del hospital y luego continuaron en un barrio de la ciudad al que se mudaron; pero lo más llamativo es que está acreditado que muchos de los ataques que padeció fueron en el predio de la fuerza donde el sujeto se desempeñaba en el área de recursos humanos cuando llevaba a la niña a sus guardias”. “En cuarenta años de justicia penal, nunca había visto un caso así”, remarcó la letrada.

En este contexto, la mujer también detalló que luego de vivir una vida infernal, recién a los 23 años la joven logró irse de su casa, y poco después descubrió que el abusador no era su padre biológico. Ante esto, se animó a denunciarlo penalmente, en el año 2017.

Una vez que se conoció su versión, el caso fue investigado y el acusado fue detenido a mediados de diciembre pasado y en las últimas horas la jueza Marcela Quintana, titular del Juzgado Penal N° 1, confirmó su procesamiento y lo dejó preso por “abuso sexual gravemente ultrajante en concurso real con abuso sexual con acceso carnal reiterado, ambos agravados por el vínculo y por la situación de convivencia preexistente”. Además, le trabó un embargo por 800 mil pesos.