La apertura se demoró hasta que tuvieron aprobados todos los protocolos. Funcionan con turnos de hasta diez personas.


Los gimnasios de Río Gallegos reabrieron hoy, pese al feriado, luego de completar las adaptaciones y protocolos de bioseguridad exigidos por las autoridades municipales en el marco de la pandemia del nuevo coronavirus.

“La apertura se demoró hasta que tuvieron aprobados todos los protocolos, y exigencias para funcionar con turnos de hasta diez personas, incluyendo al profesor, con controles de temperatura, declaraciones juradas y otros requisitos”, dijo a Télam Vanesa Luna, profesora de funcional en un gimnasio de la capital santacruceña.

Demorada en la capital provincial, por las adaptaciones a las exigencias y protocolos de salud, la habilitación para la reapertura de los gimnasios en Santa Cruz rige desde el 8 de junio, por Decreto provincial 677 que firmó la gobernadora Alicia Kirchner, vinculado al DNU 520 del Gobierno Nacional que implementó el “distanciamiento social, preventivo y obligatorio” hasta el 28 de junio.

Luna explicó que “muchas de esas exigencias ya formaban parte del funcionamiento habitual, como el recambio de calzado para cuidar la limpieza del lugar y el uso de alcohol en gel”.

La profesora agregó que, más allá de los elementos desinfectantes que se exigen al gimnasio, “cada uno tiene que llevar sus elementos de higiene y tapaboca, que solo se quita durante la actividad”.

“Otra exigencia es el estricto distanciamiento. En mi caso, que doy funcional, tengo que controlar que cada alumno manipule elementos sin pasárselo al otro, se trabaja únicamente con el peso del cuerpo”, agregó.

Luna consideró que, pese a la reapertura de los gimnasios, “muchas personas aún no pueden asistir, porque los niños todavía no van a clases o no tienen otras actividades recreativas”, por lo que “las clases virtuales seguirán”.




Comentarios