El crimen de la jubilada Elva Heve “Ñata” Robledo, un hecho que conmocionó a Río Cuarto a fines de julio de 2020, tuvo en las últimas horas su desenlace judicial con la sentencia a los tres involucrados. La ex empleada doméstica de la mujer, Paula Rosana Gómez; su pareja, Carlos Hugo Agramunt; y su hijo, Sergio Gabriel Cruceño recibieron duras condenas por el homicidio de la mujer, perpetrado en ocasión de robo.

El tribunal presidido por el juez Daniel Vaudagna e integrado por jurados populares declaró culpable a Gómez de cometer homicidio en ocasión de robo agravado por la intervención de menores de edad y la condenó a 18 años de prisión. Por su parte, Cruceño fue acusado de ser coautor por lo que fue penado a 15 años de cárcel.

En tanto, Agramunt fue sentenciado a cuatro años de prisión por encubrimiento calificado. El hombre comenzó a gastar el dinero robado horas después del asesinato de Robledo.

En el hecho, los acusados, junto a otros dos menores de 15 años (inimputables), se llevaron más de 400 mil pesos y cerca de 30 mil dólares de la casa de la jubilada.