La pintura azul para piscinas fue advertida por vecinos en el río. Los inspectores analizaron el agua para saber si había contaminación.


Un vecino de Alpa Corral deberá pagar 36 mil pesos de multa por arrojar pintura para la piscina al cauce del río, en esa localidad del sur de Córdoba.

El volcado de la pintura sucedió el viernes y fue advertido por vecinos de la zona. Los inspectores verificaron la situación y luego tomaron muestras del agua para analizar la posible contaminación.

Así fue que Edgardo Carlos Verhaeghe, desde cuya vivienda se derramó pintura azul remanente de su piscina fue encontrado responsable del hecho, reseña este lunes Puntal.

“Estamos llevando a cabo muchísimas acciones para proteger el ambiente y para el bienestar de nuestro pueblo, y estas son cosas que no podemos permitir, por eso esta sanción fue ejemplar”, dijo Nélida Ortíz, intendenta de Alpa Corral.

“Anteriormente nunca se había pagado más de 5 mil pesos de multa”, agregó.

Ortiz expuso que desde el Municipio se mandó a realizar un análisis al agua para determinar si había contaminación, sin embargo aclaró: “Por suerte no hay nada que lamentar, pero sí es un hecho grave que no se puede dejar pasar”.

La penalización fue aplicada de acuerdo con el artículo 40 del Código de Faltas (Ordenanza Nº 462/2008 ), que establece que “el que contaminara, degradara o creara el peligro de contaminación o degradación del medioambiente será sancionado con 2 a 60 unidades de multa (UM)”.

En el artículo 82 de la Ordenanza Tarifaria del año 2018 se determinó el valor de la unidad de multa en 900 pesos.

En el descargo, Verhaeghe argumentó que no hubo intencionalidad en el derrame de la pintura ya que estaban realizando tareas de albañilería y se habría volcado un tarro de pintura.






Comentarios