No realizó el reconocimiento voluntario y la Justicia decidió incrementar el monto por daño moral.


Aunque manifestó su voluntad de admitir la paternidad y permitió que la joven viviera con la familia paterna, tendrá un aumento en la indemnización por daño moral, ya que nunca realizó el reconocimiento voluntario, en el Registro Civil, según se resolvió en Tribunales de Río Cuarto.

En un fallo que se dio a conocer este lunes, la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y Familia de 1° Nominación de Río Cuarto ordenó aumentar la indemnización por daño moral impuesta a un hombre por no reconocer formalmente a su hija, de 70 a 120.000 pesos, indicaron voceros judiciales.

El demandado había manifestado su voluntad y hasta permitió que la joven viviera con su familia por un tiempo, pero su negativa a realiza el reconocimiento voluntario determinó que las camaristas María Adriana Godoy y Sandra Tibaldi de Bertea consideraran que “el reconocimiento es un deber moral y legal insoslayable para el progenitor cuando conoce la existencia de su hijo”.

Para el tribunal, este padre “vulneró el derecho personalísimo de su hija a tener y mantener definitivamente establecida su filiación paterna, derechos reconocidos no solo por el Código Civil y Comercial de la Nación sino por normas con rango y jerarquía constitucional, como la Convención de los Derechos del Niño y la Convención Americana sobre Derechos Humanos”, concluyeron.




Comentarios