Las medidas se llevan a cabo en varios pueblos del interior provincial. Se utilizan montículos de tierra para bloquear las rutas de ingreso.


La pandemia del coronavirus avanza en Córdoba y los casos positivos siguen incrementando. Los pueblos del interior provincial están acrecentando las medidas para proteger a sus ciudadanos en el contexto de la emergencia sanitaria.

El intendente de Arias, Matías Gvozdenovich, decretó el cierre de todos los ingresos periféricos a la localidad.

“Los controles se hacen solamente en avenida San Martín, que es la que conecta la ruta 8 con el interior de la localidad. Pero atención, los accesos de la periferia están todos cerrados. Les hicimos taludes con carteles advirtiendo la prohibición de paso”, declaró el intendente.

La localidad del sur de Córdoba, dispuso un sistema al estilo “toque de queda”  desde las de 22 para que ningún ciudadano salga de su casa. Además, se  alerta haciendo sonar una sirena cuando alguien infringe la medida.

Otra localidad que tomó precauciones fue Berrotarán, su intendente, Fredi Decarlini, bloqueó los accesos a la localidad. Solo se dejó habilitado el acceso oeste para emergencias.

En Calamuchita, el director del Hospital Regional, Daniel Quinteros, pidió el cierre total de los caminos hacia las localidades del Valle. “Estamos a tiempo de contener el virus y que no llegue a Calamuchita“, sostuvo el mandatario.




Comentarios