Se trata de Sergio Almerich, quien se desempeñaba en el mismo cargo en el sur de la provincia hasta 2018. Su yerno está detenido e imputado.


Siguen las derivaciones del narcolavado en la ciudad de Río Cuarto, más allá de que parecía que las “aguas se habían calmado”.

Este jueves se conoció que Sergio Almerich, actual jefe de la Policía Federal de Bariloche, pero que se desempeñó como comisario de la misma fuerza en Río Cuarto hasta diciembre del 2018, fue imputado en el marco de esa causa.

Almerich era suegro de Jonathan Monserrat, uno de los imputados y detenidos con prisión preventiva en esta misma investigación que se desató con la muerte de Claudio Torres, cabecilla de una organización criminal que operaba en el sur de la provincia de Córdoba.

Torres fue ultimado de ocho balazos a mediados de enero de este año, cuando salía de su vivienda en barrio Fénix, en tanto que su hermanastro, Germán Saliva, quien lo acompañaba a bordo de un Audi A5, se salvó de milagro durante el mismo ataque.

Monserrat, en su declaración indagatoria dijo que le advirtió a Almerich que tuviera cuidado con las personas con las que se relacionaban porque pertenecían al submundo del narcotráfico, señala Cadena 3.

Ahora según la Justicia Federal de Río Cuarto, Almerich, en aquel momento debió poner en conocimiento de los investigadores lo que conocía sobre este tema y por eso quedó imputado, aunque se encuentra en libertad.




Comentarios