Recientemente, la secretaria de Desarrollo Territorial y Ambiente, Marta Soneira, supervisó la construcción de la Planta de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU) en La Escondida. La obra es realizada a partir de un convenio entre el municipio y el Gobierno provincial para asegurar el financiamiento de la planta.

Soneira indicó que la planta “ya está en la etapa final, se están haciendo las terminaciones de la obra y esto permitiría concluir la planta con todos los requerimientos que se necesitan para que la misma funcione correctamente. Se están haciendo las terminaciones y eso permitiría concluir con todos los requerimientos que se necesitan para que funcione correctamente”.

Según explicó la secretaria, las instalaciones contarán con “baños de hombres y mujeres, oficinas con todas las medidas de bioseguridad, el sistema de separación de residuos como debe estar, el saneamiento de las celdas que había acá en la planta y la apertura de nuevas celdas en el nuevo centro de disposición final”.

El intendente de La Escondida, Francisco Winnik, también estuvo presente y agradeció la visita de la funcionaria, quien “está dando una gran mano, siempre predispuesta y colaborando”, expresó el ejecutivo del municipio.

“Estábamos compartiendo algunas charlas con la secretaria Soneira, quién está ocupándose del ambiente; nosotros también le expresamos nuestra preocupación, además de trabajar lo mejor posible en pos de la preservación ambiental”, señaló el intendente.

Finalmente, Winnik concluyó que “esto amerita a entender como vecinos que el municipio no puede hacer todo, que un grupo de jóvenes no puede separar toda la basura, teniendo en cuenta que la separación de residuos comienza desde la casa”.