Esta mañana, el gobernador de la provincia de Chaco, Jorge Milton Capitanich, presentó el Plan de Economía Social, el cual consistirá en seis líneas de acción y la posibilidad de generar la inserción laboral de 50 mil personas durante los próximos dos años por medio de transferencias sociales en trabajo para habitantes de la provincia.

En este contexto, Capitanich precisó que las seis líneas se refieren a la economía circular, economía del cuidado, infraestructura social básica, economía para la producción de alimentos, desarrollo de la economía textil y desarrollo de la economía en base a oficios.

“La pandemia genera un escenario oportunidades, pero también arrastra una crisis de carácter estructural y lo que observamos es que la informalidad laboral creció y género muchas dificultades, por lo que desde el Estado decidimos generar mecanismos para garantizar derechos y repensar la justicia social”, comentó el ejecutivo chaqueño.

A su vez, el mandatario expresó que el Plan se desarrollará entre 2021 y 2023, y que, si bien se incorporará gradualmente en el transcurso de este año, se integrará a partir del 1 de enero del año entrante al Presupuesto 2022 que se presentará en la Legislatura provincial el 30 de septiembre de este año.

El gobernador señaló que el plan será implementado a partir de capacitaciones, tecnología, maquinarias, herramientas, fortalecimiento de las capacidades institucionales y una reorganización del Estado.

“La meta será lograr la inserción laboral de 50 mil personas y garantizar que puedan acceder a mejores empleos de buena calidad y a una red de cobertura social”, concluyó Jorge Capitanich.