Se espera que en Chaco caigan entre 40 y 70 milímetros en menos de una hora.


El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) alertó que para los próximos días se esperan intensas lluvias con posibilidad de fuertes vientos y caída de granizo en las provincias de Chaco, Santiago del Estero y Formosa. Esta situación complicaría al noroeste argentino que ya tienen a varias ciudades anegadas por las inundaciones y el desborde de ríos ocurridos por las tormentas de Semana Santa.

“Dos situaciones se están dando de manera simultanea en el norte argentino. Por un lado, desde Paraguay y Brasil está ingresando aire cálido y húmedo que se encuentra con la inestabilidad que está afectando a las provincias de Chaco, Formosa, el centro y este de Santiago del Estero y el norte de Santa Fe”, informó a Télam la meteoróloga del SMN, Cindy Fernández.

La especialista afirmó que la combinación de aire cálido con la nubosidad de la zona producirá “tormentas fuertes hasta el viernes”, además de temperaturas que pueden superar los 30 grados. Desde el SMN no descartaron que en las zonas afectadas por las inundaciones del fin de semana pasado caiga granizo y soplen vientos fuertes.

“El fenómeno que se va a destacar es que las lluvias pueden dejar valores de acumulación de agua de 40 a 70 milímetros en pocos minutos u horas”, aseguró Fernández Por otro lado, en la zona habrá un mejoramiento climático entre el viernes y sábado “cuando las tormentas se desplacen hacia el este, con dirección a la provincia de Misiones”, manifestó.





Comentarios