Mientras los productores agropecuarios reclamaban el drenaje de la ruta 89 vieron el siniestro y los ayudaron.


Salvaron al intendente de Capdevila, César Acerbo y su esposa cuando despistó con su camioneta y terminó a la vera de la ruta nacional N° 89 con un acumulado de agua de dos metros debido a las lluvias del mes pasado. El siniestro sucedió el martes pasado a metros de donde estaban productores agropecuarios que reclaman a Vialidad Nacional el drenaje del lago que se había formado en sus campos.

Productores agropecuarios asistieron al intendente y a su esposa para sacarlos del agua.

Acerbo perdió el control de su vehículo y ante la falta de banquinas fue a parar a un predio rural inundado con dos metros de agua acumulada por las lluvias que azotaron la provincia en los últimos veinte días. Un testigo contó que ninguno de los dos sabía nadar, “menos mal que estaban los productores allí, y los auxiliaron junto al personal de Bomberos”.

Personal de Bomberos Voluntarios de General Pinedo, efectivos policiales y productores agropecuarios asistieron al intendente y a su mujer María Asunción Castro. Después de rescatarlos fueron trasladados en ambulancia hacia el Hospital de Pinedo. Finalmente, lograron sacar la camioneta del agua que se encontraba a unos 10 metros de la ruta. Según publicó Norte.




Comentarios