Un vecino alertó a la Policía y los asaltantes escaparon. Piden donaciones para reparar los destrozos causados.


Atacaron las instalaciones del Centro Integral de Salud Mental y Adicciones (Cisma) “Don Orione” en Barranqueras. El establecimiento que por medio de Salud Pública brinda servicios de prevención, promoción y asistencia en salud mental a la comunidad. Forzaron las cerraduras de entrada y dejaron todo preparado para llevarse alimentos, recursos informáticos y mobiliario.

La puerta de entrada fue forzada y las alarmas desactivadas. Foto: Diario Chaco.

Carlos Trujillo, psicólogo de la institución explicó que no se llevaron nada pero “prepararon todo para llevarse, tanto elementos mobiliarios como recursos informáticos y también alimentos”. Además indicó que las puertas estaban “forzadas y rotas de forma violenta”. Es la primera vez en este año que asaltan la institución, anteriormente ya habían sido saqueados tres veces.

En este aspecto, Trujillo destacó que “esta vez con mucha más violencia, querían llevarse desde computadoras hasta tomates, lo que encuentren”. En cuanto a la seguridad, el psicólogo relató que tienen alarmas anti robo pero los sensores habrían sido apagados por las personas que entraron al lugar. Consideró que los delincuentes no llegaron a robar la institución porque un vecino dio aviso a la Policía.

Los sospechosos prepararon el lugar para llevarse todo lo que tenían a mano. Foto: Diario Chaco.

“Un vecino escuchó ruidos y llamo a la guardia urbana y esta, a la vez, a la policía la cual se registró en el lugar, y seguramente la persona dentro se dio cuenta y se fue”, contó el especialista. En este aspecto, Trujiullo adelantó que realizarán una convocatoria con vecinos del barrio, con quienes comparten una red de instituciones, para plantear nuevas estrategias respecto a episodios de inseguridad, ya que “así como sufrimos nosotros, los vecinos también se ven afectados”.

El Cisma tiene como objetivo “trabajar en estos barrios vulnerados en políticas de prevención, promoción, intervención y asistencia en salud mental comunitaria. Estamos hace ocho años acá y en los últimos se agravaron los intentos de robo y cada vez con más violencia y desesperación”, expresó.

Revolvieron las oficinas en busca de que cualquier objeto de valor. Foto: Diario Chaco.

Según el psicólogo el barrio tiene inseguridad, consumo de drogas y precarización laboral. Consideró que la situación se “agravó”, antes eran “una especie de travesuras, si se quiere, por la violencia con la cual ingresaron denota una ligada desesperación“.

La institución mental ofrece tratamiento ambulatorio con talleres de atención psicológica y psiquiátrica. El centro funciona como un Hospital de Día para alrededor de 30 pacientes con diagnósticos o patologías mentales graves, a los que se les proporciona refrigerio de lunes a viernes. Debido al ataque, el Cisma solicita donaciones y fondos para poder afrontar los daños ocasionados Según publicó Diario Chaco.

También intentaron llevarse los alimentos de los pacientes. Foto: Diario Chaco.




Comentarios