El gobernador mandó a reprimir los cortes de tránsito porque no podían llegar los vehículos de ayuda humanitaria.


Después del temporal, grupos de personas salieron a las calles de Resistencia a manifestarse por pedidos de asistencia estatal a los damnificados y el encendido de bombas de agua para desagotar los barrios inundados. Aunque por pedido expreso del Gobernador, Domingo Peppo la Policía desalojó los cortes debido a denuncias de vecinos en que las personas pedían un “peaje” para dejar pasar vehículos y obstaculizar el paso a vehículos de ayuda humanitaria, detuvieron a nueve personas.

En diálogo con La Radio, el gobernador afirmó: “Pedí al jefe de la Policía que frene esta medida, que hable primero, que explique la situación a la gente y después se libere la calle porque no puede llegar la asistencia, no pueden circular los vehículos que llevan elementos de salud y dificulta a los ciudadanos”.

Protestas frente a la terminal de Resistencia. Foto: Diario Chaco.

El mandatario también aseguró que “vamos a generar líneas de crédito, de asistencia para que la gente pueda equiparse en base a lo que perdió y no queremos que nadie se aproveche de esta situación”. En este aspecto, la división de infantería desalojó protestas que realizaban un corte en la Ruta N° 11 donde se produjeron disturbios y disparos con balas de goma.

Sin embargo persisten las protestas en diferentes puntos de la ciudad. Uno de ellos se está desarrollando en inmediaciones a la terminal de Resistencia, aunque confirmaron la llegada de las fuerzas de seguridad al lugar. También continúa otro corte en la Ruta 11 en el kilómetro 999, cerca del ingreso al barrio Carpincho Macho. A su vez, se produjeron otras detenciones en los barrios Mate Cocido y San José Obrero. Según publicó Diario Chaco.

Un grupo de personas caminaban por las vías luego de cortar durante horas el puente alto nivel en la Ruta N° 11.






Comentarios