Omar Alberto Verón, alias "Japo", se entregó este jueves en Resistencia. Sería el autor de un brutal caso de estupro contra un niño de siete años.


Omar Alberto Verón, más conocido como “Japo”, fue detenido este jueves tras permanecer más de cuatro años prófugo, luego de que se lo acusara de cometer un crimen horripilante en 2014: abusar sexualmente en su casa de Resistencia de un chico de 7 años, amigo de su hijo

Personal de la División Homicidio y Captura, dependiente del Departamento Investigaciones Complejas, trabajó durante la tarde en inmediaciones del Cementerio Municipal, tras recibir la información de que el hombre se podría encontrar en esa zona. Más tarde se contactaron con una hermana de Verón, que se comprometió a aportar novedades.

Detuvieron a Alberto Verón, alias “Japo”, acusado de haber abusado sexualmente de un amiguito de su hijo en 2014. (Foto: Diario Norte)

Alrededor de las 20 se produjo finalmente la detención del presunto violador, quien se dirigía junto a su abogado para entregarse voluntariamente a la Fiscalía actuante, ubicada en avenida 9 de Julio 236, en la capital chaqueña, según publicó Diario Norte. Fue trasladado a la división de Investigaciones y este viernes comenzaría a ser indagado.

Detuvieron a Alberto Verón, alias “Japo”, acusado de haber abusado sexualmente de un amiguito de su hijo en 2014. (Foto: Diario Norte)

“Japo”, de 53 años de edad y quien según las fuentes trabaja como remisero, tenía pedido de captura nacional desde el 6 de octubre de 2017, e internacional desde el 12 de abril de 2018, por parte de Interpol. Además, esta semana el Ministerio de Seguridad había publicado una recompensa de 500 mil pesos para el que aportara datos sobre su paradero.

Por otra parte, el pequeño que fue víctima de la violación ha vivido en estos últimos cuatro años una verdadera pesadilla. Tras estar algunos meses internado en Resistencia, fue derivado al Hospital Garrahan de Buenos Aires, donde permanece al día de hoy.  

El niño, identificado como Maxi, tiene actualmente 10 años y afronta una dura recuperación: debe someterse a constantes intervenciones quirúrgicas para reconstruirle los intestinos, que quedaron completamente destruidos, está colostomizado para poder eliminar sus heces, y se alimenta por un catéter.

Maxi, el niño chaqueño que fue violado hace cuatro años en Resistencia. (Foto: TN)




Comentarios