Se trata de una medida cautelar donde se ordena permitir a casi 40 médicos poder trabajar en el Chaco.


La jueza Zunilda Niremperger hizo efectiva este sábado a la medida cautelar por el reclamo de la Federación Médica y ACLYSA (Asociación de Clínicas y Sanatorios) para que casi cuarenta médicos correntinos que prestan servicio en el sistema de salud chaqueño y a quienes se les fue impuesto el aislamiento obligatorio, puedan seguir ayudando en esta provincia.

El reclamo empezó por la denuncia de inconstitucionalidad de la “Circular Nº 6” emitida por el “Comité de Crisis Covid 19” del gobierno correntino el pasado 24 de marzo. En el documento se ordenaba a los médicos incluidos en el reclamo (todos profesionales que viven en la Provincia de Corrientes y llevan a cabo su trabajo en Chaco) a realizar en aislamiento obligatorio en sus domicilios, bajo el riesgo de ser arrestados en caso de desobedecer.

La funcionaria judicial exigió al Poder Ejecutivo de la Provincia de Corrientes que “Arbitre las medidas necesarias para autorizar a los profesionales médicos consignados en la demanda (una lista de casi cuarenta profesionales de la salud) la libre circulación hacia el Chaco para la prestación de los servicios imprescindibles de salud en los establecimientos en que ellos se desempeñan y su regreso hacia Corrientes”. La medida indica que dicho derecho podrán ejercerlo “En tanto no presenten síntomas compatibles con coronavirus (COVID-19)”.



Comentarios