El representante de los reclamos del pueblo recordó que el municipio permite una prórroga hasta fines de febrero.


Rodrigo González, Defensor del Pueblo de Resistencia, en diálogo con Radio Facundo Quiroga explicó los inconvenientes que acontecieron durante la reunión con Agustín Romero, Intendente Interino de la Municipalidad de Resistencia.

González detalló que: “Básicamente se abordaron los reclamos recibidos por la Defensoría y la información circulante en los medios donde se ofrece asesoramiento legal de manera gratuita”.

El representante de los reclamos del pueblo recordó que el municipio permite una prórroga hasta fines de febrero para concretar el pago del impuesto inmobiliario y agregó que “el compromiso asumido por el municipio es el análisis caso por caso para que los errores sean corregidos”.

La meta a alcanzar es que las exigencias de los ciudadanos sean recibidas y canalizadas a través de la Defensoría del Pueblo y llevadas a la Legislación para una evaluación tributaria. “En el supuesto que se verifique se pide que se remitan de nuevo el pedido para que eso se reencauce”, agregó.

“La Defensoría del Pueblo es el órgano que por normativa representa a los vecinos”, afirmó González y añadió que “la representación gratuita infringe la ley de aranceles”.

El Defensor declaró que “Se está acompañando a los contribuyentes, jamás hemos manifestado que no íbamos a acompañar acciones judiciales pero serán caso por caso sin prometer éxito seguro”. También remarcó que “hay tantos casos como contribuyentes, descartamos una acción colectiva por que no se da una homogeneidad”.

El funcionario aseveró que: “La normativa cumplió con el proceso y hoy está vigente”. Finalmente, señaló que la Defensoría del Pueblo “no desalienta a que el contribuyente acuda a su abogado de confianza, se manifiesta que parece una actitud muy rayana contra la ética captar clientes prometiéndole éxito cuando puede no ser favorable”.



Comentarios