Luego de ampliar su declaración como imputado en causa de violencia de género y tras pagar la caución impuesta por el Ministerio Público Fiscal, Facundo Sampayo recuperó su libertad.


La Justicia libera hoy a Facundo Sampayo, el hijo del dirigente sindical, y le aplica una prohibición de acercamiento a una distancia no menor de 200 metros de Viviana Argüello, que lo denunció por múltiples ataques y lesiones. Lo concreto es que la víctima terminó en un sanatorio internada, y tras 48 horas fue dada de alta, además la justicia le dispuso un botón antipánico y custodia policial las 24 horas.

Fuentes policiales informaron que el Equipo Fiscal de Investigación Penal N° 9 a cardo de Daniela Meiriño le notificó de las actuaciones al imputado en el mediodía de este viernes, en el marco de la causa caratulada como “Supuestas lesiones en contexto de violencia de género”.

El sindicalista fue denunciado por Viviana Argüello, de 32 años, quien lo denunció por violencia de género. Argüello lo acusa de haberla golpeado, cuando ella acudió a la casa de Sampayo como lo ha hecho varias veces, con el que se veían y tras una propuesta sexual inviable que le habría hecho el imputado, ella se negó y a partir de ese momento, fue agredida.

Tras estar prófugo de la Justicia por seis días, Facundo se entregó en la mañana del jueves 2 de enero. Sampayo contó su versión de los hechos ante el fiscal Jorge Cáceres Olivera y, según informó su abogado Ricardo Osuna, aseguró que “no tuvo ninguna vinculación ni relación” con la denunciante.

Facundo Sampayo debió pagar una caución real de 150 mil pesos: debió hacerlo antes del mediodía para no pasar el fin de semana detenido.

Cabe recordar que Sampayo ya estuvo detenido en el 2018, en el marco de la causa Lavado II en la que también está involucrado su padre Jacinto. En mayo de ese consiguió la libertad luego de que le dicten la falta de mérito.




Comentarios