Manejaba de manera zigzagueante su camioneta por el centro de la ciudad. Tenía 1.00 gramos de alcohol en sangre.


En el marco de los controles de rutina que realiza la Dirección General de Tránsito de la Municipalidad de Resistencia, se detuvo a una camioneta volkswagen saveiro, color rojo, que terminó en el corralón después de que su conductor no pudiera pasar el control de alcoholemia. El test arrojó un resultado de 1,00 gramos de alcohol/litro, el conductor circulaba zigzagueante por céntrica calle Arturo Illia. Según el registro fílmico tomado por los mismos agentes, el propietario del auto se sometió al examen de rigor y claramente se ve, como la luz de graduación sube hasta marcar rojo. El desaprensivo conductor balbuceaba y no podía mantenerse de pie.

Por este motivo, el vehículo fue removido al depósito municipal quedando en manos del Juzgado de Faltas de turno. Además, la presencia de la Policía del Chaco ayudó a que no hubiera intento de fuga por parte del infractor. Cabe recordar que, para la legislación local, el límite de alcohol en sangre permitido es de 0,50 gramos por litro de sangre para los conductores particulares y 0 para los conductores de transportes públicos y de carga.





Comentarios