Las mujeres esperaban ser atendidas por algún funcionario, pero en vez de recibirlas ordenaron al sereno que cierre con llave la puerta de salida.


Diez mujeres desocupadas fueron encerradas el lunes pasado en la municipalidad de Las Heras, Santa Cruz, luego de que ingresaran para exigir que alguna autoridad comunal las atienda. Denunciaron que funcionarios ordenaron al sereno cerrar la puerta de salida con llave.

El grupo forma parte de desocupados autoconvocados y empleadas agremiadas en la APAP que fueron despedidas. Esto motivó un acampe de más de cincuenta días en el acceso al municipio. Desde el interior del edificio Norma Galeano se comunicó con FM de la Cuenca para denunciar la situación.

Las diez mujeres fueron encerradas dentro del edificio cuando esperaban que las atendiera un funcionario.

Explicó que hace tres años, unas 30 mujeres recibieron la promesa del intendente de darles trabajo, pero solo se cubrió un cupo de veinte y las diez restantes aún siguen demandando sus puestos. Tras ingresar al establecimiento y quedarse allí hasta que alguien las recibiera ordenaron al sereno encerrarlas dentro.

Las mujeres indicaron que no estaban realizando una toma, sino que esperaban que algún funcionario hablara con ellas. Pidieron “que nos tengan consideración como mujeres y madres porque ahora desde hace muchas semanas venimos soportando frio, calor y lluvia. Nos dicen que somos piqueteras, pero nosotros pedimos trabajo digno”.






Comentarios