En una reunión con gremios provinciales con el Ministro Antonena y Grazzini no se llego a ningún acuerdo en relación a los pagos de sueldos atrasados.


Cerca de la medianoche de este jueves, un grupo de empleados estatales afiliados a varios gremios se manifestaban a las puertas de Fontana 50, la sede del Gobierno de Chubut.

Adentro, y luego de más de cinco horas de reunión con los ministros de Economía, Oscar Antonena, y de Gobierno, José Grazzini, los referentes gremiales de varios sindicatos de trabajadores estatales no se ponían de acuerdo con el Ejecutivo y algunos de ellos filtraban audios a sus afiliados para mantener al tanto del encuentro.

La tensión en la negociación hizo que el Gobierno dispusiera reforzar la seguridad de la Casa de Gobierno con personal de la Infantería.

Uno de los audios que más circuló fue el de Carlos Milani, el mandamás del gremio de los viales, quien expresó que la reunión no había arrojado resultados porque, según dijo, no había una propuesta clara de parte del Gobierno que permitiera saber de qué manera se iban a saldar los sueldos atrasados.

Algo similar se conoció de parte de dirigentes del SiSaP, el principal gremio de la Salud, que sin embargo alrededor de la medianoche seguían participando de la reunión junto al ministro Grazzini.

Los rumores no se hicieron esperar: algunas fuentes gremiales dejaron entrever que había posibilidades que los gremios no abandonen la sede del Gobierno, pero a la medianoche sólo había manifestación con bombos a las puertas de la Casa de Gobierno y se aguardaban órdenes desde adentro para determinar cómo seguiría la situación




Comentarios