Fue debido a las recurrentes quejas, reclamos y alertas por presuntas condiciones laborales irregulares en la planta pesquera de Quintana 540 de Rawson.


Esta semana, se llevó a cabo una inspección por parte de la Secretaría de Trabajo de Chubut a instancias de una presentación realizada ante el organismo por el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA).

Fue con el objetivo de la inspección fue tomar conocimiento y dejar constancia de la cantidad de trabajadores que están prestando servicios en el establecimiento, y a efectos de constatar cuál es la razón social de los operarios. El relevamiento constató la presencia de 178 empleados, pero no todos estarían debidamente registrados.

Entre las demandas planteadas por el gremio, se alega que “se les está debiendo parte del aguinaldo, además no se están pagando los aportes patronales, ni obra social, ni seguro, por lo tanto, le pedimos a la Secretaría de Trabajo que tome las medidas correspondientes”.

Otro de los objetivos de la inspección, a pedido del STIA, fue la de controlar que a los trabajadores se les esté pagando en tiempo y forma, y también que la empresa esté haciendo todos los aportes de cargas sociales, tales como obra social, aportes jubilatorios y ART, como lo establece la Ley de Contrato de Trabajo.

Desde el sindicato se buscará, a partir del listado de personas trabajando, que los trabajadores sean contratados de manera regular, bajo relación de dependencia con la empresa Maku S.A. o Fyrsa, que responden a los mismos propietarios.

“Hay que analizar la situación de cada trabajador, por eso, pedimos este relevamiento y se detectaron 178 empleados que desarrollan labores en esta planta de procesamiento”, indicó el dirigente sindical.




Comentarios