Una de las formas que tienen los rafaelinos para poder realizar una fiesta, bajando los costos, es alquilar una sede vecinal. Esto también es beneficioso para la comisión, porque le permite recaudar, para poder realizar obras en de infraestructura o de mantenimiento de lugar. Pero hay un gran impedimento: los costos impositivos que tienen estas celebraciones.

Y es que en más de una oportunidad, cuando se estaba celebrando, caía una inspección y terminaba multando porque se estaba pasando música. Esto, vale decirlo, es legal. Pero, para muchos, es inesperado. Y con valores muy altos, incluso, superiores a los alquileres de los salones.

Antes de la pandemia, se habían generado algunos reclamo. Durante el aislamiento, el problema se suspendió, por los motivos ya conocidos. Pero, ahora, que las reuniones sociales se realizan asiduamente, retomaron las gestiones.

En ese marco, el intendente Luis Castellano; el secretario de Gobierno, Jorge Muriel; el Fiscal Municipal, Daniel Fruttero; la coordinadora del Área de Vecinales, Vanesa Macagno; y el asesor letrado de la secretaria de gobierno, Andrés Brarda; recibieron a la presidenta de la Federación de Entidades Vecinales, Valeria Gutiérrez, quien estuvo acompañada por María Magdalena Pasini, Rafael Barreiro, Marisa Botto y Guillermo Campos. También fueron parte miembros de AADI CAPIF Rafaela y Buenos Aires.

AADI CAPIF es la asociación Argentina que representa a los artistas intérpretes y a los productores de fonogramas y la reunión consistió en analizar el cobro de impuestos por parte de dicha entidad a los eventos con emisión musical organizados y realizados por y en las distintas vecinales de nuestra ciudad.

Los representantes de AADI CAPIF explicaron, de manera minuciosa, el sistema que se utiliza para el cobro de los mencionados tributos. En respuesta a esto los integrantes de la FEV expusieron la consideración de que los montos a abonar eran demasiados altos.

Luego de un breve intercambio de opiniones, se llegó a un entendimiento entre ambas partes y se estipuló la facultad de celebrar una próxima reunión donde se acerquen propuestas para llegar a un acuerdo definitivo.

El secretario de Gobierno, Jorge Muriel, habló en representación del municipio y remarcó que “fue una primera charla, pero nos pareció muy importante. La idea es tratar de encontrarle una solución a esto que es una obligación, una ley que está establecida pero que, evidentemente, se contrapone con el valor que tiene el alquiler de los salones de las vecinales”.

“Todo se dio en el marco de una charla amena, donde surgieron varias inquietudes y también ideas y donde tenemos que destacar la buena predisposición de todas las partes en poder encontrar una solución. Así que surgieron algunos temas que cada parte se llevó para elaborar una propuesta y entrecruzar información para llegar a una solución y encontrarle un punto de equilibrio”, detalló Muriel.

Al finalizar el encuentro, la presidenta de la Federación de Entidades Vecinales (FEV), Valeria Gutiérrez, dejó también sus sensaciones: “Fue una reunión positiva, el Intendente expuso los motivos de la convocatoria, detalló el problema y las inquietudes de los presidentes representados en esta reunión por Federación de Entidades Vecinales”.