Carla Boidi y Matías Martínez Sella, junto al edil Lisandro Mársico, trabajaron sobre un proyecto que ingresaron en el Concejo Municipal, mediante el cual solicitan intensificar los controles y operativos de tránsito que se desarrollan en los diferentes sectores de la ciudad y que se ejecutan desde la Dirección de Protección Vial y Comunitaria, apuntando principalmente a reducir el impacto de la siniestralidad vial.

“Se puede verificar que ya son seis las personas fallecidas en este año en accidentes de tránsito (dos en un lapso de 20 días), a la vez que se observa la falta de controles por parte de los organismos municipales competentes, en relación al uso de casco, altas velocidades, chapas patentes, falta de luces y otras infracciones que a diario podemos comprobar en las calles de la Ciudad” manifestó Carla Boidi.

“Existe un evidente relajamiento en relación a los controles de tránsito, los mismos vecinos lo observan, los operativos son escasos lo que demuestra que la política de estado municipal con respecto a esto no tiene la misma intensidad que en otros momentos previos a la pandemia. ¿Por qué será?” se interrogó Matías Martínez Sella.

“Los instrumentos legales para que el Municipio ejerza la función de policía están dictados, solo hace falta decisión política de ejecutarlos y mientras esto no suceda seguramente seguiremos lamentado más lesionados, muertos y sobrecargando al sistema de salud no solo en lo relativos a la atención médica propiamente dicha, sino con los altos costos económicos que la accidentología genera” puntualizó el edil demoprogresista Lisandro Mársico.