Hubo 10 heridas con un cuchillo y 16 golpes. Su pareja fue imputada por femicidio. Este sábado, a las 10, la audiencia de medida cautelar. Guantes y una captura de pantalla... ¿pruebas clave?


El Fiscal el Dr. Gustavo Bumaguín imputó a Oscar José M. por el asesinato de su pareja, Cristina Beatriz Cattáneo, de 55 años.

El hombre de la Sección Especial de Violencia de Género, Familiar y Sexual (Gefas) de la Unidad Fiscal Rafaela dijo que el martes por la tarde cometió “Homicidio calificado por el vínculo y por mediar violencia de género en calidad de autor”. Este sábado se realizará la audiencia de medida cautelares. 

De acuerdo al relato del hombre del Ministerio Público de la Acusación, el pasado martes 23, aproximadamente a las 19.25, la víctima estaba acostada en su dormitorio. En ese momento, el acusado usó un cuchillo Tramontina de 20 cm. de largo y un adoquín para darle muerte de forma violenta, atacando en reiteradas oportunidades el cuerpo de la mujer, perdiendo la vida como consecuencia de ello. 

Lo impactante del relato de Bumaguín fue la cantidad de heridas que tenía el cuerpo, que fue encontrado el pasado 23 de junio por la noche, en su vivienda de calle Av. Roque Saenz Peña al 551. La herida mortal fue una punzocortante, oblicua, de 7 cm por 2 cm, de ancho, en el cuello. Pero no fue la única: recibió, además de ella, otras 9 cuchilladas entre cuello, hombros y cabeza. 

También le asestó golpes con el adoquín: en la cara, manos, brazos y piernas (estas últimas, pueden ser claramente defensivas). En total, fueron 16. Bumaguín habló de “esquimiosis”. Se tratan de lesiones que indican un sangrado debajo de la piel, sin romperla.

Entre las evidencias en su contra, Bumaguín enumeró, entre otras, cinco fotografías en el celular del imputado, una captura de pantalla de una conversación con la víctima, al igual que su imágenes de seguridad. También se destaca dos pares de guantes: un par con humedad y otros dos secos, “con restos de un material rojizo, similar a sangre, adheridas a la superficie”. 

Para el Fiscal, hubo “un claro contexto de violencia de género, evidenciando una desigualdad de poder entre las partes que encuadraría dentro de lo normado por la Ley 26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres”.




Comentarios