La decisión la tomó el juez municipal de Faltas, Rubén Pavetti. Está en Lamadrid y Bolivar. En dos días, se verá si puede reabrir.


La Municipalidad de Rafaela suspendió las actividades de un kiosko ubicado en Lamadrid 297, en la esquina de Bolivar.

A partir de un control de rutina, agentes de Bromatología de la Agencia de Seguridad Alimentaria (ASSAL) de Rafaela certificaron que había alimentos que no estaban en condiciones para su consumo. El material fue retirado y decomisado.

Por ahora, el local está cerrado por 48 horas. Después, se determinará si si están las condiciones dadas para su reapertura. 

Cabe aclarar que la suspensión “está reglamentada por la Ordenanza Municipal Nº 4.552, en los artículos Nº 16 y 35, como así también en el anexo uno del artículo 6.1 y artículo 5.1”, explicó el Juez de Faltas de la Tercera Nominación, Rubén Pavetti.




Comentarios