Son dos desaparecidos que tuvieron paso por la ciudad. Es como resultado de la acción del Centro Documental de la Memoria.


A finales del año pasado, se aprobó la creación formal del Centro Documental de la Memoria de Rafaela, que funciona dentro del ámbito del Archivo Histórico Municipal. Hace algunas semanas, David Ponroy, que está a cargo del Archivo, dialogó con FM Galena y anticipó que, producto de una nueva investigación, se obtuvo información de dos personas que desparecieron durante la última dictadura y que tuvieron paso por Rafaela.

Uno de ellos, nació aquí. La otra, una mujer que está enterrada en Rafaela. Así, los desaparecidos en Rafaela pasarían a ser 20.

“Los Centros Documentales de la Memoria pueden guardar documentos que no son originales. Pero es, básicamente, un archivo histórico de material específico. Tiene como punto de partida la última dictadura, pero puede contener toda información vinculada a la violación de Derechos Humanos. Lo que se va a tratar de hacer es un resguardo de una documentación que ya se ha empezado a juntar y a recabar en el transcurso de los años, a partir de una serie de actividades que se encararon con el Espacio de la Memoria, los gremios, los murales, la Plaza de la Memoria, etc. Para que ese lugar tenga 18 columnas, se tuvo que hacer un trabajo de investigación“, dijo. 

Para que pueda desarrollarse la actividad con corrección, el Centro Documental de la Memoria tuvo que tomar criterios de otros lugares. Para ello, fueron a Buenos Aires y a Santa Fe, durante el mes de febrero. En la capital provincial, el CDM funciona en lo que era la comisaría N°4, que fue un centro clandestino de detención. Probablemente se mude y solo quede allí un museo. ​”Lo que queremos hacer nosotros es estar en consonancia con lo que se hace allí”, agregó.

“Nosotros estamos buscando historias de personas que se expandieron por todo el país. Las víctimas del terrorismo de Estado que se encuentran en la Plaza de la Memoria, no fueron secuestradas, detenidas-desaparecidas o asesinadas en Rafaela, sino en Santa Fe, Córdoba, Rosario, Chaco, Formosa. Hay que salir a buscar toda esa información”, comentó Ponroy.

“Toda esta clase de información se denomina ‘documento sensible‘ y necesita tener un tratamiento particular. Los registros orales también son documentos”, comentó.

Continuamente se consigue información nueva. Simplemente con ir a los juicios, los familiares se enteran de cosas que no sabían. Todo se trata de activar la memoria y reconstruir lo que sucedió. Es un trabajo de hormiga, pero sin pausa”, dijo y agregó: “no solo es Rafaela, sino la zona también. Allí encontramos más información, de otros compañeros de la zona. Desde el Centro Documental de la Memoria, en el corto plazo de tiempo, hemos llevado adelante una investigación que nos parece importante y que nos da pie para poner dos columnas más, en representación de dos compañeros víctimas del terrorismo de Estado, de Rafaela y de la Región”.

“Un caso es el de una persona que, si bien vivió su niñez y adolescencia en un pueblo de la zona, nació en Rafaela. Y el otro caso es el de una mujer que falleció como consecuencia del terrorismo de Estado, que no murió aquí sino en un enfrentamiento en la ciudad de Santa Fe, pero está enterrada en el cementerio privado, detrás del cementerio municipal. Creemos que estas dos personas deben estar incluidas en la lista de desaparecidos rafaelinos“, detalló. 

Necesitamos del acompañamiento de la gente. Necesitamos del apoyo de los medios, para bien informar sobre todo lo que se pueda abrir y poner el tema en discusión”, indicó. 

En memoria

Susana Beatriz Guadalupe Trossero

Hija única de una familia de nuestra ciudad. Acribillada el 7 de octubre de 1976, en Santa Fe. Militante de la Juventud Universitaria Peronista y Montoneros, fue abatida en una casa de la organización junto con otras compañeras, dos de ellas embarazadas. Egresó de la Escuela Normal “José de San Martín” de Santa Fe después de haber cursado el Bachillerto con Orientación Padagógica. Luego comenzó a estudiar el Profesorado de Historia en la UNL, pero lo dejó de lado cuando se dedicó de lleno a la militancia. Trabajó en el Barrio San Lorenzo colaborando en tareas de alfabetización y apoyo escolar a los pibes del barrio, actividad que llevaba adelante en el denominado “Rancho Peronista”. Su cuerpo descansa en el Cementerio Municipal de Rafaela junto a sus padres.

Miguel Angel Esborraz

Desaparecido el 24 de julio de 1976, en Córdoba. Nació en la ciudad de Rafaela, el 9 de abril de 1954. Sus padres provenían de la vecina localidad de Angélica. Allí hizo la escuela primaria y luego cursó los estudios secundarios en el Colegio Industrial de Santa Fe, egresando en 1974, como técnico químico. En 1975 se trasladó a Córdoba, donde residió hasta la fecha de su desaparición. Durante ese tiempo trabajó en la fábrica de máquinas viales Tortone llevando el mensaje a los compañeros trabajadores. “Grillo”, como le decían, había iniciado su militancia en el grupo de izquierda troskista del Industrial llamado “Espartaco”.

Junto a estas dos nuevas columnas ya se yerguen en la Plaza de la Memoria las que recuerdan a Analía Arriola, Raúl Bru, Rubén Carignano, Conrado Ceretti, Osvaldo Colombo, Reinaldo Hattemer, José Manfredi, Cecilia Marfortt de Trod, Jorge Trod, Carlos Morel, Ricardo Nicolini, Yolanda Ponti, María Guadalupe Porporato, José Rossi, Luis Ricciardino, Roberto Sinigaglia, Raúl Tettamanti y Zulema Williner.




Comentarios