El Presidente pasó las localidades de Esperanza, Nuevo Torino y Humboldt. Anunció que el gasoducto que beneficiará a 34.000 familias estaría terminado en febrero.


El presidente Mauricio Macri cerró este miércoles en la ciudad de Rafaela su paso por la provincia de Santa Fe, luego de haber recorrido las localidades de Esperanza, Nuevo Torino y Humboldt.

El mandatario tuvo una excelente performance en esta localidad, en donde llegó a tener el 50 por ciento de los votos en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias.

Ante un buen marco de público, estimado por los organizadores de Juntos por el Cambio en unas 3.000 de personas, que lo esperaron ansiosos con banderas argentinas y arengando con canciones futboleras como “se va a dar vuelta”.

Mauricio Macri llegó en una camioneta en contramano por el bulevar Santa Fe, el más céntrico de la “Perla del Oeste” y se metió entre la gente, que se agolpó para saludarlo. Dentro del vehículo quedó la Primera Dama, Juliana Awada, que lo acompañó por toda su recorrida en Santa Fe. La gente le pedía que lo cuide a Macri. 

Acá estamos los que no nos resignamos y soñamos por una Argentina mejor para todos”, dijo en parte del discurso, que duró cerca de 20 minutos y que fue interrupido en varias oportunidades por el público presente.

El acto en Rafaela tuvo unos 3.000 asistentes, según los organizadores de Juntos por el Cambio. (Mario Liotta / Todo un palo)

Como anuncio para la región, adelantó que para febrero próximo estará concluido el gasoducto regional II, que beneficiará a los departamentos santafesinos de Las Colonias y Castellanos, “cambiándole la vida a 34 mil familias“. Macri visitó la obra en helicóptero, luego de terminar el acto en Rafaela. 

Al igual que en Esperanza, les pidió a los asistentes “compartir esta pasión” para convencer a otros y dar “vuelta el resultado” en las elecciones generales del próximo 27 de octubre. Asimismo, reclamó que haya fiscales “para que no haya picarones”.

Las banderas argentinas se hicieron presente en el microcentro rafaelino. (Mario Liotta / Todo un palo)

Parte de su discurso se dirigió a los jóvenes: “en unos años, sus hijos o sus nietos le van a preguntar ¿qué hiciste mamá o papá en este octubre histórico de 2019? Nosotros le vamos a contestar que hicimos historia y cambiamos la Argentina para siempre, en un país de trabajo, respeto, amor. Claro que se puede”. Mientras que la gente lo vitoreaba, les dijo “los quiero escuchar hasta que se queden afónicos como yo”.

Tras un abrazo simbólico, se subió a la camioneta y se dirigió raudamente a Sunchales. 




Comentarios