Giro macabro en el crimen de Vicente López: liberaron a la empleada doméstica y detuvieron al hijo del matrimonio, al que acusan de ser el asesino

José Enrique Del Río (74) y María Mercedes Alonso (72)  fueron encontrados muertos dentro de su auto, de cuatro disparos. Foto: Facebook.
José Enrique Del Río (74) y María Mercedes Alonso (72) fueron encontrados muertos dentro de su auto, de cuatro disparos. Foto: Facebook.

Consideran que pudo haber sido el autor material de los asesinatos. María Ninfa Aquino, la empleada, estaba detenida por ser considerada la entregadora del matrimonio.

En un nuevo giro del crimen del matrimonio de Vicente López, detuvieron al hijo menor de las víctimas, Martín Santiago del Río. La Justicia cree que podría ser el autor material de los asesinatos.

Al llegar a su casa de Nordelta fue esposado este miércoles por la noche. Mientras tanto, el juez Ricardo Costa, decidió liberar a la empleada doméstica que estaba detenida, María Ninfa Aquino, acusada de ser la entregadora.

El juez Costa firmó la resolución este miércoles en horas de la tarde, aunque continuará la investigación sobre ella. El jueves está estipulado que dé una conferencia de prensa en San Justo.

La excarcelación de la mujer radica en que se venció el plazo de la detención, y la decisión del magistrado estriba en que con los datos recopilados hasta el momento, no hay evidencia suficiente para mantener a Ninfa Aquino arrestada.

Marcela Semería, Alejandro Musso y Martín Gómez, todos ellos fiscales del caso, continúan en la búsqueda de los autores materiales de los asesinatos, pero su hipótesis es que se trató del hijo menor del matrimonio.

El crimen sucedió en la residencia del matrimonio, el pasado 25 de agosto, que fueron ejecutados a balazos.

La mujer estaba en el asiento del conductor del auto Mercedes Benz, mientras que su esposo estaba sentado en el asiento del acompañante. Lo llamativo del caso es que ambos tenían puesto los cinturones de seguridad, según detallaron los investigadores cuando arribaron al domicilio.

Mercedes Alonso, de 72 años, había sido asesinada de un disparo en la cabeza. José Enrique del Río, de 74, había recibido tres balazos.

Dentro de la residencia, estaba todo revuelto, y además faltaba el DVR de las cámaras que estaba en la caja de seguridad, la cual fue encontrada abierta. Desde un principio se sospechó que el asesino entró con llave a la vivienda, y que conocía su interior.

Las inconsistencias en las declaraciones de la empleada doméstica habían generado que acabara presa. Pero ante la falta de pruebas, debió ser liberada.

“Por el momento, las hipótesis son muy amplias y no se descarta nada. Seguimos descifrando quién pudo haber tenido algún tipo de animosidad contra las víctimas”, comentaron sobre Ninfa Aquino.

La pareja de jubilados fue encontrada con una serie de balazos en su auto.
La pareja de jubilados fue encontrada con una serie de balazos en su auto. Foto: Infobae

La hipótesis que indicaría que el hijo mató a sus padres

Los fiscales del caso sostienen que se trató de un parricidio, luego de que el hijo menor, Martín Santiago Del Río, los estafara con casi U$S 2 millones.

Martín Del Río, en el momento de la detención.
Martín Del Río, en el momento de la detención. Foto: Clarín

Tanto Martín Gómez, Alejandro Musso y Marcela Semería consideran que las pruebas que tienen indicarían estos sucesos, basados en los testimonios de diferentes personas, los análisis de los celulares y las cámaras de seguridad.

Temas Relacionados