En la tarde de ayer viernes 8 de octubre, en Garupá, un hombre de 32 años fue asistido por la policía de Misiones, tras subirse a un tanque de agua para realizar mantenimiento del mismo.

Sin embargo, al llegar a la cima sufrió un ataque de vértigo producto de un reciente accidente laboral y ya no pudo bajar por sus propios medios.

Por ello, la madre del hombre preocupada y sin saber qué hacer, acudió a la policía. Inmediatamente un oficial se hizo presente en el lugar y tomando los recaudos necesarios lo ayudó a descender del tanque.

Afortunadamente el incidente no pasó a mayores, tanto como el hombre y el agente que lo asistió se encuentran en buen estado.