Una pareja de abogados de la ciudad de Posadas, pidieron a la justicia de Misiones anular una causa de violencia de género que data del 2019 por aparente “acuerdo mutuo” entre las partes. Sin embargo el juez de Instrucción 6°, Ricardo Balor, y el fiscal René Casals rechazaron esta solicitud.

El rechazo del pedido, que estipulaba el sobreseimiento del imputado, fue con el argumento que para las autoridades no prescriben las causas por violencia de género, ya sea con aplicación de criterio o principio de oportunidad.

La causa comenzó con la denuncia radicada el  9 de octubre del 2019 en la Comisaría de la Mujer correspondiente a la UR 1. Donde una mujer denunció a su pareja por actos de violencia, el cual llevaban ya más de 10 años, incluido amenazas de muerte, sostuvo además que los mismos cesaron cuando la pareja formalizó su relación y posteriormente tuvieron cuatro hijos.

La víctima convivía en ese momento con su pareja en el barrio Santa Inés de Garupá, pero debió irse a vivir con su padre en la zona oeste de Posadas. Sin embargo, las amenazas continuaron vía telefónica. Por eso se dispusieron todas las herramientas posibles para su resguardo.

La línea gratuita funciona las 24 horas los 7 días de la semana.Misiones Online

El pasado 9 de junio ambas personas se presentaron ante la Justicia y pidieron anular la causa caratulada como “lesiones leves y amenazas agravadas por el vínculo y en contexto de violencia de género” por un aparente “acuerdo mutuo”, solicitando el cierre de la causa, prescripción y sobreseimiento.

Sin embargo, el Fiscal de Instrucción, René Casals señaló que en Argentina “no es posible aplicar métodos alternativos de resolución a conflictos como la mediación o conciliación frente a problemáticas de violencia de género”.

Mientras tanto, el juez Ricardo Balor sostuvo por su parte, que el delito de lesiones leves es de acción penal pública y fue instalada por la víctima.