En horas de la madrugada de esta jornada, un automóvil despistó mientras circulaba sobre la Avenida Blas Parera, altura del puente del acceso Oeste a la ciudad de Posadas, y terminó en uno de los barrancos, a metros de hundirse sobre el arroyo Mártires. El conductor no sufrió heridas de consideración, solamente se registraron daños materiales.

El hecho ocurrió en esta víspera y el vehículo no llegó a sumergirse en el arroyo. Según las primeras averiguaciones, al realizar la rotonda que une la Avenida Blas Parera con el puente, el conductor hizo una mala maniobra, perdió el control del vehículo y terminó en uno de los barrancos que dan al citado arroyo.

El conductor no sufrió heridas graves y se encuentra en buen estado de salud. El rodado sufrió daños y fue rescatado esta mañana por una grúa de auxilio.

Despistó con su automóvil y casi se hunde en el arroyo Mártires.

La zona en donde se produjo el siniestro se encontraba con demoras en el tránsito, debido a los trabajos para recuperar el vehículo.