El obispoJuan Rubén Martínez presidió la Misa Crismal de bendición de óleos y promesas sacerdotales en Alem.


Se realizó este jueves la misa crismal, presidida por Monseñor Juan Rubén Martínez y concelebrada por más de 50 sacerdotes que pertenecen a todas las comunidades de la diócesis y 40 diáconos permanentes.

Monseñor Martínez pidió a sus sacerdotes renovar las promesas de servicio a Dios y al Evangelio, orar por nuevas vocaciones y hacer todo “amando”.

“Amar es la gran respuesta en estos tiempos mercantiles, donde se elige el camino fácil y se olvida que Dios mismo eligió morir en la Cruz por amor a todos nosotros”, dijo.

La ceremonia es la recordatoria de la última cena, en la que según la fe católica Cristo instituyó la Eucaristía y también se la recuerda como el día dedicado al sacerdocio. Se realizó en un polideportivo vecino a la capilla Nuestra Señora del Rosario en la localidad Alem.

Los sacerdotes renuevan sus promesas ministeriales y el obispo consagra los óleos, el santo crisma, un aceite que será usado en ceremonias de bautismo durante todo el año en todas las parroquias. También es el mismo aceite con el que se da la unción de los enfermos, antiguamente denominado extremaunción.

Durante la homilía monseñor Juan Rubén Martínez, llamó a “amar con caridad, dando la vida”. Además agradeció a todos los sacerdotes por poner el corazón al anunciar el Evangelio, en los tiempos complicados.

El obispo pidió a sus sacerdotes realizar nuevamente la promesa de servicio a Dios y a la evangelización. La Misa Crismal es el comienzo del triduo Pascual, señaló, y consiste en bendecir los óleos y renovar los votos.

Pidió seguir orando para que más jóvenes sigan la vocación sacerdotal, se alegó de los sacerdotes jóvenes que tiene la diócesis y recordó al padre Francisco Chijanowski, recientemente fallecido en Apóstoles a los 85 años. 

“Es bueno siempre recordar que la vida triunfa sobre la muerte y que eso es lo que celebramos esta noche, que la caridad, el amor y la vida triunfan sobre la muerte y el egoísmo“, subrayó el prelado. Invitó luego a sus curar a dejar de lado el “triunfalismo”. 


En esta nota:

Religión Semana Santa



Comentarios